Electrocardiografía
 
El electrocardiograma (ECG o EKG) es una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón. Se trata de una representación gráfica de la contracción cardíaca para la que se emplean pequeños discos metálicos (electrodos) que captan, amplifican y registran sobre un papel milimetrado las señales del latido del corazón.

El ECG ofrece dos tipos de información: el impulso del corazón, el tiempo de transmisión de este impulso y sus posibles irregularidades, así como la forma que permite deducir si hay alteraciones en el músculo cardíaco y sus cavidades.

Esta prueba diagnóstica además es útil para:

* Estudiar la regularidad de los latidos.
* Conocer el efecto que ciertos medicamentos tienen sobre la velocidad de transmisión del impulso o sobre la contracción.
* Saber el tamaño de las cámaras o la variación en el grosor de las paredes.
* Detectar posible daño al corazón (angina de pecho, infarto).
* Comprobar el funcionamiento de

Los dispositivos reguladores de la actividad cardíaca, tanto anatómicos como artificiales (marcapasos..)





Base de datos vacia: